sábado, 31 de enero de 2015

La Revolución de Octubre del 45


30/01/2015

Hoy hallé al Viejo Candelario leyendo un recorte del vespertino El Luchador de los Suegart  referente al golpe militar contra el gobierno democrático de Isaías Medina Angarita. El golpe militar contra el gobierno de Medina Angarita ocurrió el 18 de octubre de 1945, pero en Ciudad Bolívar la reacción fue retardada. No fue sino dos días después cuando reaccionaron contra el gobierno local los dirigentes principales de Acción Democrática y el Batallón Mariño Nº 9 acantonado en el Cuartel del Capitolio.        El diario El Luchador tituló el lunes 22: “La Revolución ha triunfado en todo el país. Victoriosa jornada de la juventud militar y del partido Acción democrática. Constituida en esta Capital la Junta Revolucionaria Cívico-militar del Estado Bolívar”. Luego un editorial titulado: Radical cambio político.     La junta  la integraban Julio C. Paván, en calidad de Presidente provisional; José Luis Mattei, Ramón Vicente Tovar, Enrique Vecchionacce, José Luis Orsetti, Régulo Salazar, Luis Felipe Pérez Flores, Ramón Vicente Tovar, Rafael Simonovis, por el sector civil; y por el militar los subtenientes Ásale Roa Medina y Carlos R. Camacho Paz. Por mandato de la nacional, esta Junta local quedó disuelta dos días después (día 24 de octubre) que fue nombrado Héctor Guillermo Villalobos. Presidente del Estado.        Villalobos, bolivarense nacido el 20 de julio de 1911 era director del Liceo Fermín Toro de Caracas y había sido diputado al Congreso por el Estado Bolívar en el periodo 1937-1940. Llegó de Caracas el mismo 24 y se encargó de la Presidencia a las seis de la tarde. Inmediatamente nombró a J.M. Siso Martínez, Secretario General de Gobierno y a la poeta Luz Machado, Secretaria Privada. Gobernadores de distritos a: Rafael Simonovis, Heres; José Ma. Rizo, Piar; Dr. Rafael Arana, Roscio; Pedro Ramón Castro, Cedeño; y Ramón Centeno, gobernador del distrito Heres debió dejar la Secretaría General de Acción Democrática en manos de Edmundo Cruz Prieto, pero en enero del año siguiente renunció, reclamado por el trabajo partidista y su negocio La Casilla Central que funcionaba en el mercado. De manera que desde el 17 de enero de 1946 la gobernación de Heres la ejerció Joaquín Vicente Echeverría.

viernes, 30 de enero de 2015

Ruta aérea Ciudad Bolívar-Brasil


29/01/2015
Candelario me cuenta que tuvo a punto de conocer Brasil, aprovechando que en julio de 1945 se le abrió a los bolivarenses la posibilidad permanente de viajar directamente al vecino país al inaugurar Aeropostal, desde el aeropuerto local, una ruta hasta Boa Vista utilizando aviones “Lockhedd Lodester” que harían enlace con los Junkers de la empresa Cruzeiro de Sul.  Magnifica decisión de los gobiernos de Venezuela y Brasil convenir en esta  ruta dirigida a fortalecer los lazos de vecindad que luego se estrecharían al crecer en la frontera los pueblos de Santa Elena  y Pacaraima.       Los bolivarenses estaban por esa parte contentos, pero por otra los picaba el aguijón de un posible golpe de estado entre puertas debido a que con la renuncia del doctor Diógenes Escalante, candidato del Gobierno para optar a la Presidencia de la República, bien visto por la oposición, ya no era posible un candidato de consenso.    La candidatura del doctorr. Ángel Biagini, Secretario General de la Presidencia, lanzada por el PDV, quien contaba con más del 80 por ciento de los diputados y senadores, electores por mandato constitucional, no era de la satisfacción de Acción Democrática, partido de la oposición liderado por Rómulo Betancourt desde su fundación el 13 de septiembre de 1941.        Desde el diario “La Esfera” y otros medios con los cuales contaba Acción Democrática, se minaron las bases del medinismo acusando al Gobierno de corrupción y de incapacidad para resolver los problemas de escasez derivados de los efectos de II Guerra Mundial. Se llegó incluso a señalar que ante la inminencia de la continuidad del medinismo en el poder a través del Dr. Ángel Biagini, la única esperanza eran los jóvenes oficiales de las Fuerzas Armadas y esto efectivamente caló y se hizo patético el 18 de octubre de 1945 cuando los jóvenes oficiales de la institución armada y Acción Democrática que venía luchando por acelerar el desarrollo de la democracia en Venezuela, se aliaron en un golpe cívico militar que terminó de un solo tajo con el gobierno de Medina Angarita y le dio paso a otro regido por una Junta cívico-militar.


jueves, 29 de enero de 2015

El Hospital Antituberculoso

28/01/20015
Candelario me dice que siempre ha sido un hombre saludable y con sus defensas muy altas.  Tanto así que cuando en la ciudad se presentó un brote importante de tuberculosis no lo picó ni coquito.  Recuerda, por cierto, que el edificio de la Biblioteca Auditorio fue estrenado con un Festival Cultural a beneficio de la Liga Antituberculosa que venía trabajando a favor de la construcción de un Hospital especializado, en vista de que quienes padecían el mal del bacilo de Koch debían ir por su cura a Cumana. Después de una intensa campaña de prensa, el Presidente Carlos Tinoco Rodil dictó un decreto disponiendo la concreción del Hospital Antituberculoso que resultó ser  el edificio en construcción que para la Casa de Protección al Menor había sido decretado el  año     anterior.               La Municipalidad se sumó al proyecto destinando el producto líquido del Sorteo Extraordinario del Centenario de Ciudad Bolívar. Otro acuerdo entonces de la municipalidad autorizaba al Ejecutivo para construir un Barrio Obrero en la zona adyacente a la Plaza Centurión, en función de lo cual fue dispuesta la reparación y acondicionamiento de las calles y avenidas de tierra de la zona de Ensanche conocida como Los Morichales. Al final. Ya en tiempos de Leoni, el Hospital antitubercoloso vino a ser en cierto modo lo que es actualmente el Hospital del Tórax “Julio Criollo Rivas”.

miércoles, 28 de enero de 2015

Dios proveerá!!!

28/01/2015

A Candelario lo encontré, esta mañana muy temprano, anclado en el titular de primera plana del diario “El País” sin poder zarpar,  como varado en esta disquisición: “Dios proveerá”, una oración o frase que denota resignación.  Algo así como yo no haré más de lo que he hecho ¿acaso vanamente?  De suerte,  que la solución del problema queda o lo dejo a voluntad del Señor, quien seguramente tiene la solución.  Es decir,  Dio o Jehová, lo mismo da, tiene la solución en sus manos poderosas. Él ha de resolver según la creencia teológica o cosmogónica.  Y, en último caso,  si él ni yo somos capaces de resolverlo es porque no tiene solución.  Podríamos considerarlo entonces un fenómeno natural, telúrico como un terremoto, que se aplacará cuando se hayan agotado las fuerzas orogénicas.  Luego de la catástrofe vendrá la calma propia de la resignación y la solución gradual y paciente aparecerá como por arte de magia.  Por supuesto, Dios sobrevivirá como siempre y  yo o el otro habrá de quedar sepultado bajo los escombros del desastre   por no haber sabido emplear la inteligencia con que Dios  dotó a todos los hombres para resolver los problemas sin su ayuda.

martes, 27 de enero de 2015

El Hospital Oxford de Upata

27/01/2015

Candelario no tiene hijos, vive solo, pero tuvo una mari-novia, como le dicen ahora, en Upata, precisamente cuando estaban construyendo el   Hospital Oxford para sustituir el hospital  “Jesús Crucificado”  que funcionaba en una casa antigua y donde el médico Eduardo Oxford combatió exitoso la epidemia de Fiebre Amarilla.  El hospital Oxford de Upata, cuya ejecución había sido decretada por el Dr. Ovidio Pérez Agreda, fue concluido bajo la gestión de Carlos Tinoco Rodil. La inauguración estuvo a cargo del Presidente municipal de Piar, Dr. Raúl Van Prag, quien también era director del hospital y falleció al mes siguiente, lo bendijo Monseñor Constantino Gómez Villa. De Caracas vino el senador Eduardo Oxford López, hijo del médico Eduardo Oxford y de Ciudad Bolívar estuvo presente el Obispo Miguel Antonio Mejia, quien el mes siguiente prohibió la lectura del libro “Futurismo”, de José Méndez Aponte, editado en la editorial Talavera por su gerente Eleazar Rendón, la iglesia consideraba dicho libro, ofensivo a la moral y al sacerdocio. La prohibición implicaba pecado mortal para los contraventores. bien, Candelario y ¿existe el Hospital Oxford? existe, pero con otro nombre .  ahora se llama "Hospital Gervasio Vera Custodio",  médico que debe estar revolviéndose en la tumba por que le montaron encima el nombre de un colega famoso. 

lunes, 26 de enero de 2015

El Poder Legislativo Regional

26/01/2015
Cadelario se queja de los cambios de nombre de las instituciones.  Llega un momento, me dice,  en que pierden su identidad y al pueblo, por lo tanto se le hace difícil reconocerlos.  Cambiar de nombre como cambiar de vestido es una veleidad de la política ociosa.  Por ejemplo: La Legislatura Regional comenzó llamándose “Diputación Provincial”  Luego “Asamblea Legislativa” y ahora “Consejo Legislativo” y el gasto que significa:  nueva papelería, sellos y todo lo demás.  Ante los diputados, al igual que los concejales, eran prácticamente ad honorem.  Solamente devengaban una dieta durante  un mes que duraba anualmente la sesiones.  Hoy en día ganan sueldo, bonos, prestaciones, viáticos, jubilaciones.  Antes ni siquiera sede propia.  Sesionaban en la planta baja del Palacio de Gobierno. En 1959 tomó como  sede la Casa del Congreso de Angostura y finalmente hizo propia a mediados de la década del 60, la Biblioteca Auditorio, edificada sobre los restos del antiguo  Teatro Bolívar durante las administraciones de Mario Briceño Iragorri y Carlos Tocón Rodil.  El Auditorio Simón Rodríguez era prácticamente un teatro combinado con una Biblioteca donde yo por cierto leí “El Cojo Ilustrado”.  Ese auditorio fue inaugurado el 5 de mayo de 1945.  Para el efecto hubo un programa artístico transmitido por la Ecos del Orinoco y La Voz de Guayana: Himno Nacional ejecutado por la Banda Dalla-Costa, palabras de Mario Briceño Iragorri, quien vino expresamente desde Caracas; recitación de Héctor Guillermo Villalobos; “Serenata Se”, del compositor L. Danza, interpretada por Irma Huncal, acompañada al piano por el profesor José Francisco Miranda. Palabras  de Enrique Planchard, director de la Biblioteca Nacional y palabras de clausura por el doctor Eleazar Alcalá de Armas, director de la Sociedad Amigos de la Cultura de Guayana, entidad que recibió el edificio para su administración.         Su presidente, Eleazar Alcalá de Armas, quien también era presidente del Colegio de Abogados, no resistió ciertas críticas que se le venían haciendo por la prensa y renunció a todos los cargos institucionales que desempeñaba, visto lo cual el Presidente del Estado tomó una gran decisión: decretó la creación del Servicio de Cultura del Estado Bolívar, adscrito a la dirección  de educación, para suplir las funciones confiadas a la Sociedad de Amigos de la Cultura de Guayana.


domingo, 25 de enero de 2015

El Tigre de Matas Altas


25/01/2015
El Viejo Candelario conoció al terrible Nicolás Felizzola, conocido también como “El Tigre de Matas Altas” Me contó que a menos de cinco meses de asesinato de Enrique Torres Valencia, ocurrió otro en el Mercado Municipal de la Ciudad, cuando el hacendado zaraceño, Nicolás Felizzola, aficionado a las mujeres, a los gallos, al vino, a los dados y los tiros, disparó cinco veces su revólver y dejó tendido para siempre A Ramón Aurelio Borges, quien le reclamó el irrespeto infligido a su esposa María Luisa Guédez. Sobre “El Tigre de Matas Altas” pesaban otros crímenes que en vez de recargarlo en la sentencia, lo atenuaron, pues salió en libertad antes de que su hermano político, el Presidente de la República, Isaías Medina Angarita, fuera derrocado el 18 de octubre del 45. Por supuesto, que los bolivarenses protestaron, más por catarsis que por la convicción de lograr justicia. Pero como al que a hierro mata a hierro muere. Nicolás Felizzola fue muerto de la misma forma allá en Matas Altas (25 de mayo de 1963), por su propio mayordomo, José Belisario.

sábado, 24 de enero de 2015

La cruenta muerte de Torres Valencia

24/01/2015
El Viejo Candelario, a quien la vecina del frente suele llamar “Cayetano” me dijo que al final de la Segunda Guerra Mundial de produjo una escasez de cerveza en la ciudad.  Se puso difícil la Pilsen Bolívar, se agotaba rápido, pero lo que realmente si se agotó definitivamente fue la paciencia del “cabezón” Pedro Fernández, quien premeditadamente esperó a Enrique Torres Valencia, en el cruce de las calles El Pilar y Concordia, y le asestó un arma blanca que le interesó partes vitales de su cuerpo.  Ocurrió, domingo 11 de marzo. Torres Valencia, director fundador de Ecos del Orinoco, era administrador del Hipódromo Angostura y reiteradamente se había negado a cancelarle a su agresor una papeleta de apuesta hípica, supuestamente dudosa.  “Ecos del Orinoco” se mantenía en el aire desde 1936, lo que no había podido lograr “Radio Bolívar” aparecida al año siguiente. En su lugar estaba La Voz de Guayana, donde cantaba Virgilio Decán, el tenor de la voz de cristal, luego estupendo narrador hípico. En esos días  Monseñor Dámaso Cardozo había puesto la Emisora en manos de Rafael Quiroz Cabrera. Pedro Elías Berhens y José Francisco Miranda, fundadores de Radio Bolívar que terminaron liquidando la sociedad.  El profesor Fitzí fue designado después Presidente del Consejo Municipal y se ocupaba de solucionar el problema de exceso de agua marcado por los medidores del INOS. La misma historia del agua que se repite ahora.

viernes, 23 de enero de 2015

El Gobernador Tinoco Rodil

23/01/2015

Le pregunté al Viejo Candelario quién sustituyo a Mario Briceño Iragorri en la Gobernación del Estado Bolívar y me dijo que a este intelectual andino lo reemplazó el bolivarense,          Carlos Tinoco Rodil en febrero de 1945, pero sólo gobernó ocho meses, vale decir, hasta el golpe militar del 18 de octubre del mismo año. Se hizo acompañar en su gobierno por el Dr. J.A. Cárdenas, en calidad de Secretario General; de César Jara Colmenares, en la Secretaría Privada y de Joaquín Echeverría hijo en la Dirección de Fomento y obras Públicas. Cárdenas sería reemplazado diez días antes del golpe militar por Brígido Natera Ricci. En ese mismo mes el Gobierno de Venezuela rompió relaciones con Alemania y Japón, casi dos meses antes de la muerte del Llamado Apóstol de la buena amistad, Franklin Delano Roosvelt y a menos de tres de haber capitulado la Alemania nazista, llegando a la fase final de la Segunda Guerra Mundial que parecía encarecerlo todo, especialmente en el Estado Bolívar donde no se conseguía algo que ya se había hecho vital para el guayanés: la cerveza, pues la Nueva Cervecería había colapsado y las demás fabricas del país se habían visto obligadas al reducir al mínimo su producción.      La escasez era tan evidente en Ciudad Bolívar que el diario El Luchador público el 21 de julio del 45, la siguiente información: “Hay cerveza. Llegó un regular lote. Ojala no vuelva a agotarse como en días pasados”.

jueves, 22 de enero de 2015

La lista negra de los alemanes



22/01/2015
Candelario me habló de una lista negra de las empresas alemanas que debían disolverse  según decreto del Gobierno de Medina por efectos de la II Guerra Mundial, en la que la Alemania de Hitler no era grata para los países de occidente como Venezuela.  Una  de las empresas afectadas fue la poderosa Casa Blohn de Ciudad Bolívar que el primero de junio del 44 había celebrado su centenario. Le dieron plazo de 90 días, tiempo suficiente para que los dueños maniobraran  su  subsistencia.  Le cambiaron el nombre por BECO (Blohn está con otros) y pusieron al frente a  alemanes nacionalizados.        Aprovechando la liquidación de esta centenaria casa comercial, la firma F.E. Salazar, instaló una Sucursal en la ciudad con radio de operaciones en Bolívar, Apure y Amazonas, al frente de la cual se colocó a Juan Manuel Sucre Ruiz (Chipo Sucre), quien había sido hombre de confianza de H. Blohn & Cia.       El 8 de febrero, el doctor Mario Briceño Iragorri, instruido para hacer cumplir el decreto,  debió separase de la Presidencia del Estado para incorporarse al Congreso de la República y en su lugar fue designado el doctor Carlos Tinoco Rodil. El presidente saliente aprovechó cole en los vuelos inaugurales de Avensa que estrenaba un Douglas C-29 Ciudad Bolívar-Maiquetía, con escalas en Anaco y Cachipo. Tenía capacidad para 12 personas. Su representante en la ciudad era el Automóvil Universal.

miércoles, 21 de enero de 2015

Los partidos oficialistas

Juan Sutherlan

21/01/2015
Conversando sobre  el destino de los partidos políticos creados o fundados desde el gobierno, por supuesto un destino o final de cementerio, surgió el recuerdo del extinto Partido Democrático Venezolano (PDV) que  sustentó la candidatura del general Isaías Medina Angarita. Así fue como me enteré que  el Viejo Candelario se inscribió con Juan Sutherland  en el  PDV  e hizo memoria del primer mitin del PDV en Ciudad Bolívar el cual según dijo  se realizó en el Paseo Falcón, frente al Hotel Victoria. Entonces hablaron el Dr. Eleazar de Armas, quien abordó el tema “El Partido y Los Poderes Públicos”; Dr. Héctor Núñez, “Orientando conciencias”; Juan Sutherland, “El Partido y el Pueblo”. Clausuró el Periodista Manuel Pérez con el tema “Proyecciones del PDV”. Eso fue el 12 de enero de 1944, tres días antes del Presidente Medina viajar a los Estados Unidos, invitado por Franklin D. Roosvelt, quien habría de morir al año siguiente. Entonces dejó encargado de la Presidencia al Ministro de Interiores, Dr. Caracciolo Parra Pérez, quien había sustituido a José Nicomedes Riva,  en Febrero efectuaron otro mitin con Alirio Ugarte Pelayo y Manuel Rodríguez Cárdenas. En noviembre tuvieron lugar las elecciones. La Asamblea Legislativa quedó integrada así: Eleazar Alcalá Armas y Rafael Arismendi, por Cedeño; Manuel M. Pérez V: y Arturo Casado, por Heres; Raúl Van Prag y Ángel H. Osuna, por Piar; Eduardo Villegas Ruiz y Hasib Rassi, por Roscio y Luis Vicente Guzmán y Pedro Jesús García, por el Distrito Sucre.

martes, 20 de enero de 2015

Hospital Las Mercedes

20/01/2015
No, vale, responde Candelario, aquí en los años cuarenta los hombre y las mujeres todavía tenían sus hospitales exclusivos al igual que los estudiantes.  Había Escuela de hembras y escuela de varones.  El Hospital de mujeres se llamaba Hospital de Nuestra Señor de las Mercedes que tenía allí un nicho y los enfermos le hacían fiestas el 24 de septiembre.  El Hospital de hombre se llamaba Hospital Caridad, pero estaban juntos como gemelos allí donde ahora despacha el alcalde  Sergio Hernández. El jefe de la Diócesis quizás no estaba al tanto de la historia del Hospital de Mujeres Las Mercedes, fundado en el siglo diecinueve por el Administrador Apostólico Mariano de Talavera, de lo contrario se habría opuesto a que le cambiasen el nombre como efecto fue cambiado por Acuerdo de la municipalidad, según el cual, a partir del 21 de diciembre de 1944 el Hospital Municipal Las Mercedes se llamaría Hospital Municipal “Félix Rafael Páez”, como homenaje póstumo a quien fue iniciador de la creación del edificio donde funciona el nosocomio. El doctor Páez, quien fue durante 30 años director de ese hospital, había muerto el mes anterior.



lunes, 19 de enero de 2015

La Voz de Guayana

19/01/2015
A Candelario lo encontré esta mañana tratando de poner a funcionar un antiguo aparato de radio de galena.  Se lo compró a Requesen para sintonizar La Voz de Guayana que iba a ser inaugurada por Mario Briceño Iragorri, invitado por la Diócesis de Guayana el 15 de  marzo de 1944. La Iglesia ante el auge del comunismo, preparaba su artillería, por lo que no conforme con la Gaceta Eclesiástica que venía circulando desde el 5 de septiembre de 1925, fundó el diario El Bolivarense, en su segunda época y luego La Voz de Guayana con los equipos de Radio Bolívar, facilitados por Fitzí Miranda y  que por razones económicas había dejado de salir temporalmente al aire. Al frente de todas estas empresas de comunicación social estaba el Vicario y Deán de la Catedral, Monseñor Dámaso Cardozo, periodista realmente dinámico y emprendedor, alter ego de Monseñor Miguel Antonio Mejía, quien esos días  encabezaba la lista de la Sociedad Amigos de la Cultura de Guayana, creada por decreto el  5 de enero del 45. Lo seguían, J.A. Sánchez Afanador, Manuel Felipe Flores, Adán Blanco Ledesma, Ernesto Sifontes, Fernando Huncal, Reinaldo Sánchez Gutiérrez, Brígido Natera Ricci y Regulo Salazar, director del semanario humorístico El Loro.



domingo, 18 de enero de 2015

Mambrini

apuesto joven jugando al billar Foto de archivo - 17546749
18/01/2015.
Candelario, ¿sabes? ayer vi a una Doña discutiendo con otra y le decía “¡eso, comadre, era en tiempos de Mambrini!”.  Dime Candelario ¿Quién era ese tal Mambrini?”.  Mambrini, amigo periodista, era un viejo francés que administraba el Botiquín de Tomassi y que lo mataron para robarlo.  Eso ocurrió, recuerdo yo, en 1934, el mismo año en que mataron también al viejo Jiménez Gambús, quien era recaudador de las rentas municipales y ese oficio lo cumplía  religiosamente montando un burrito.  Al viejo Jiménez Gambus lo mató el joven Salas Padrón, hijo de  Cheche Salas, Gerente del Banco de Venezuela y dueño del Bar “La Mejor· regentado or el joven y  que funcionaba en ese inmueble que  fue hasta hace podo sede de la Asociación de Escritores y donde el turco Naim vende empanadas con jugo de guayaba.  Allí en ese bar o botiquín había un Billar y una de sus tres bolas desapareció, digo yo,  por obra y gracia de birlibirloque.  Entonces dijeron que había sido el hijo de Jiménez Gambus el autor del supuesto hurto y por eso fue arrestado policialmente , pero la bola apareció posteriormente al pie de una pata del billar por lo que el hijo de Jiménez Gambús fueteó a Salas Padrón y éste por venganza mató a su padre de tres balazos en la calle Libertad cuando bajó del burrito e iba directo a su casa.


sábado, 17 de enero de 2015

El Procurador del Estado


17/01/2015

El Viejo Candelario dice que se hallaba en el despacho de la Gobernación cuando el doctor Mario Briceño Iragorri se quejaba diciendo cómo era posible que el Estado careciera de un Procurador que se ocupara ante los Tribunales de los problemas gubernamentales.  Eso lo llevó a volver a  crear la figura del Procurador General del Estado que había desaparecido durante gobiernos anteriores no obstante que había sido previsto por decreto dictado en abril de 1902. Briceño encontró que el Poder Ejecutivo carecía de órgano ante la administración judicial y para llenar ese vacío, el Presidente del Estado emitió un Decreto, el 7 de mayo del 44, creando el cargo de Procurador del Estado y sobre la marcha designó al doctor Rafael Ángel Gabaldón y Fiscal del Ministerio Públi­co con carácter interino al doctor Reinaldo Sánchez Gutiérrez. Al doctor Gabaldón lo sucedió al año siguiente el doctor César Bello Dalla-Costa, cuya gestión fue muy bien comentada entonces por haber pe­dido a la Corte Suprema de Justicia del Estado, la suspensión del juez titular del Municipio El Callao, José Poggi y del Primer Suplente Benito Marcano, por irregularidades cometidas en el ejercicio de sus funciones. Las regularidades se re­ferían al quebrantamiento del Artículo 126 de la Ley Orgánica, cometidas en ocasión de evacuar un despacho de pruebas en el juicio civil que Elías Berasmo seguía contra el ciudadano Luis Poggi G

viernes, 16 de enero de 2015

La Granja del Estado


16/01/2015
Dime, Candelario, qué es eso de La Granja del Estado.  Bueno, debe ser porque en ese terreno existió una chacra o  granja que el gobierno adquirió para construir allí un Edificio Penal con capacidad para 800 reclusos.  Los estudios los hizo la C. A. Riego, pero al final la Cárcel fue construida por el Gobierno de Marcos Pérez Jiménez  en Vista Hermosa y el terreno quedó como taller y depósito de la Dirección de Fomento que en tiempos del gobernador Mario Briceño Iragorri pasó a denominarse simplemente Dirección de Obras Públicas. Antiguamente, no existió la Dirección de Obras Públicas como tal sino como “Junta de Fomento” creada por el Gobernador o Presidente, como se decía antes,  Juan Bautista Dalla Costa Soublete, el 6 de noviembre de 1861.  Esta Junta estaba compuesta por el Gobernador, el Tesorero General y dos vecinos elegidos por la Diputación Provincial, como entonces se llamaba la Asamblea Legislativa, hoy se llama Consejo Legislativo. Posteriormente fue transformada en Dirección de Fomento y Obras públicas, luego Dirección de Obras Públicas y actualmente Secretaría Sectorial…  Sí, hombre, definitivamente este es un país de gobiernos engreídos y caprichosos que cambia nombres a las instituciones como cambiar vestidos.  Yo creo, querido amigo, que a causa de esos impulsos caprichosos y veleidosos estamos perdiendo la identidad.


jueves, 15 de enero de 2015

“El Sapo” de Alejandro Vargas

Resultado de imagen para imagen de un batracio (Sapo)
15/01/2015

El viejo Candelario, tan memorioso como el Funes de Jorge Luis Borges, esboza cierta sonrisa suscitada por una nota del diario El Nacional que lee acostado en su chinchorro de moriche.  Entonces habla del Sapo de Alejandro Vargas y responde: No, vale, claro que en tiempos de la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez “Sapo” le decían a los correveidile de la extinta Seguridad Nacional, pero cuando digo “El Sapo de Alejandro Vargas” me refiero a ese tema musical popularizado por Serenata Guayanesa que da cuenta del único sapo del mundo que paría sus renacuajos (La sapa vino pariendo a punta de madrugada y lo sapitos contentos se pusieron a bailar). Ahora vengo a creer que Alejandro Vargas no estaba muy distante de la realidad pues aquí en el Nacional estoy leyendo de una rana  que en Indonesia dio a luz en vez de poner huevos.  Bueno, la rana lo mismo que el sapo es un anuro, son de la misma familia, batracios los dos.  Lo cierto es que el herpétólogo Jim McGuire, de la Universidad de Califor­nia Berkeley, observó un he­cho inédito: la primera rana que dio a luz a renacuajos en vez de poner huevos en la isla de Sulawesi (Indonesia). Casi todas las ranas en el mundo -más de 6.000 espe­cies- tienen fecundación ex­terna, por la cual el macho ex­pulsa los espermatozoides a medida que los óvulos son li­berados por la hembra",  Pero hay modifi­caciones extrañas a este modo estándar de apareamiento. Es­ta nueva rana es una de 10 es­pecies en las que ha evolucio­nado la fecundación interna.

miércoles, 14 de enero de 2015

Ahora más delincuencia que antes


Aura Bastardo condecorando a una deportista
14/01/2015
Esta mañana encontré al Viejo Candelario sumamente preocupado por los niños de la calle, por los niños abandonados que generalmente terminan pasando de la Venezuela marginal a la Venezuela delincuencial  o de la violencia que en el caso nuestro en particular es alarmantemente grave. La delincuencia comienza a temprana edad y de allí que en Ciudad Bolívar, antes de la creación del Consejo Venezolano del Niño se pensara en lo que  fue la  Casa de Protección al Menor. La preocupación de la sociedad bolivarense obligó a la Asamblea Legislativa a lanzar un acuerdo declarando de utilidad pública el fundo “La Frondosa” para la construcción de una Casa de Protección al Menor sobre la cual se fundó después la seccional del Consejo Venezolano del Niño que había sido decretado por López Contreras en 1936 tomando en cuenta la recomendación del doctor Pastor Oropeza. Perez Jiménez le construyó buenas instalaciones y hasta  una Casa Cuna entre las calles Libertad y 28 de octubre, Allí  estuvo muchos años la maestra Aura Bastardo, quien junto con doña Luisa Lameda y Héctor Cristofini dieron valiosos apostes a la Asociación de Béisbol  aficionado que alejaba a los muchachos de la delincuencia. Después en 1978, el Congreso Nacional dictó una Ley sustituyéndola  por lo que conocimos como Instituto Nacional del Menor  (INAM) adscrito al Ministerio de la Juventud.  Después vino Chávez queriéndolo cambiar todo e hizo que la  Asamblea Nacional aprobara la Ley de Supresión del Instituto Nacional del Menor. Ahora tenemos los Consejos de Derechos del Niño y el Adolescente (CDNA), organismos previstos en la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna) que fue aprobada en 2000.  Tantos cambios para nada.  Ahora tenemos más violencia y delincuencia de menores que antes,



|

martes, 13 de enero de 2015

El Médico que lo fue todo y murió pobre

13/01/2015

Encontramos esta mañana al Viejo Candelario quejándose de un dolor en la espalda y añorando a quien fue durante mucho tiempo su médico favorito y hasta nos enseño una fotografía del doctor José Manuel Agosto Méndez en la que aparece de perfil.  Dijo que le dejó de ver desde el 9 de febrero de 1944 cuando falleció a la edad de 72 años  Recién había celebrado sus Bodas de Oro profesionales.  Entonces, con tal motivo, la Asamblea Legislativa  aprobó la idea de regalarle una casa al médico, escritor, poeta y autor del Himno del Estado,  a través de suscripción popular. Se constituyó una Junta Pro-Hogar presidida por Monseñor Dámaso Cardozo y el Ejecutivo colaboró con 5 mil bolívares. Pero este extraordinario hombre humanitario falleció antes de que tal idea se hiciera realidad. Falleció en la mañana del miércoles  pobre, muy pobre y sin casa. En el sepelio frente el Liceo Peñalver, hablaron el Dr. José Gabriel Machado, y en la Plaza Miranda, José Luis Aristuguieta, hermano político del finado. Hablaron también, doctor Luis Maradey, a nombre de los médicos: Adán Blanco Ledesma, por el personal docente y estudiantes peñalverianos, J.J. Rojas Peraza  y Víctor Monedero, por la comunidad y Artesanos. En la ocasión, el Embajador de Perú en Venezuela, Elías Pérez Sosa, dijo refiriéndose a quien hizo de su profesión de médico un verdadero apostolado: “lo importante no es deplorar su pérdida sino recoger su ejemplo y perennizarlo”.   Esa casa, frente al Palacio Legislativo, después de años abandonada, la compró la Asociación de Escritores bajo la promesa del Gobierno Regional de restaurarla dentro del programa de revitalización del Casco Histórico.  Esa promesa lleva ya más de quince años sin cumplirse.

lunes, 12 de enero de 2015

La Dirección de Obras Públicas

Muro de defensa contras las crecidas del Orinoco construido por la empresa Riego
12/01/2015
Candelario cuenta que llegó a trabajar durante algunos meses en la Dirección de Obras Públicas, recién creada ella por decreto del  Presidente de Estado, Mario Briceño Iragorri.  De manera, aunque parezca paradójico, primero fue creada la dirección de Deportes que la Dirección de Obras Públicas.  Recuerda que el gobernador  dispuso de las reservas del tesoro  de 630 mil bolívares para atender como contribución del Gobierno al financiamiento de las obras de defensa de la ciudad, cuyo estudio estaba a cargo de la empresa Riego, por cuenta del Ministerio de Obras Públicas.  Asimismo trató de buscarle salida a los damnificados  de las calles Zea, Bolívar, Roscio, Urica, Anzoátegui, San José, Maturín, Zaraza, Santa Rita, Delicias, San Félix, Los Corrales, Merecure y Mango Asao, cubiertas por las aguas desbordadas del Orinoco.  Recuerda el Viejo Candelario que un gran damnificado de la embestida del Orinoco fue el empresario taurino Víctor Monedero, cuyo circo había quedado seriamente afectado. Entonces surgió la idea de construir una moderna Plaza de Toros fuera del casco, en terrenos de la avenida Táchira que estaba de moda. Se promovió una compañía para construirla en terrenos propiedad de Luis Alberto Uncein e Inés de Alejos, adyacente a la avenida Táchira con frente al Paseo 5 de Julio. Se estimó un capital de 120.000,00 bolívares equivalente a 1.200 acciones de 100 bolívares cada una. Figuraban como promotores Ramón Fernández, M.A. García Delepiani, Fermín Bello Dalla-Costa, Antonio Bello, E. Guerra Ruiz y Rafael Alejos. La compañía constituida bajo la presidencia de Rafael Alejos, estuvo reuniéndose en el Club Atlante hasta un año después del derrocamiento de Medina Angarita que pareció ser también el derrumbe de esta preciosa iniciativa que había contratado como proyectista de la Plaza al ingeniero español Rafael Vidal Martí. La primera piedra quedó colocada el 15 de septiembre de 1946.

domingo, 11 de enero de 2015

Mario Briceño Iragorri

11/01/2015

El Viejo Candelario dice que conoció de cerca al trujillano Mario Briceño Iragorri cuando Medina lo nombró Presidente del Estado Bolívar. Un intelectual simpático que no tuvo ni un solo preso político como tampoco los tuvo Medina a pesar de que venía de la escuela gomecista.  Recuerda que llegó el mes de noviembre del 43, todavía la ciudad sufriendo las secuelas del desbordamiento del Rio Orinoco.  Vino con su esposa Josefina Picón Gabaldón y sus hijos. El primer acto importante de su Gobierno fue crear por decreto la Sociedad Económica de Amigos de Guayana, con el fin de promover y estimular el estudio de las cuestiones referentes a la agricultura, cría, minería, arte, industria y comercio. Para su funcionamiento, dictó un reglamento y se instaló bajo la dirección de un Consejo Directivo presidido por Natalio Valery Angostini. Al acto de instalación asistió como invitada especial, Lucila Palacios, quien vino acompañada de su esposo Carlos Arocha Rodríguez.           La Escuela Zea ofreció en la ocasión una velada literaria como marco de la inauguración  de la Biblioteca Lucila Palacios, con seccionales en los Municipios.           La autora de “Tres Palabras y una Mujer” fue objeto de emotivos homenajes y el Ateneo Guayanés, presidido por Francia Natera, organizó una tenida para recibirla como miembro al igual que a María Blanca Iragorri, Josefina Picón, Gilberto Antolinez y su esposa la poeta Palmenes Yarza. También recibió homenajes de la Estudiantina del Liceo Peñalver, la Sociedad de Artesanos y de letrados como Silva Jiménez, Agosto Méndez, Andrés Brito y Matías Carrasco, quienes le escribieron poemas.

sábado, 10 de enero de 2015

Pánico a las Cadenas

Manos atadas con cadenas contra el cielo azul Foto de archivo - 20560083
10/01/2015
Dime, Candelario, tú como que tienes ese Televisor solo para decorar tu rancho.  Lo digo porque nunca lo he visto prendido.  ¡Ah, amigo! Es que siento pánico por las incesantes cadenas, pánico y también alergia.  Seguramente que en mi cadena de ascendientes hay esclavos negros, pienso yo.  Las cadenas extra largas, como las del difunto y del otro que está por estirar la pata, son las peores, no sólo por lo largo sino por la misma cantaleta.  “Mucha arena y poco cemento” diría Ramón Castro. Las cadenas siempre han sido odiosas y condenables desde los mismos tiempos primitivos de la esclavitud.  Hay que ver lo que sufrieron esos pobres negro extraídos del África, eslabonados unos con otros y arrastrando muchas veces las cadenas en pleno cautiverio.  Ahora las cadenas no son materialmente  eslabonadas con hierro para maltratar la carne humana, sino eslabonadas con palabras permanentes como la gota de agua china para subyugar la mente, el espíritu  y la conducta humana. La publicidad, la propaganda y el discurso por medios cibernéticos a cada rato y en todo momento.  Una manía totalitaria y moderna de esclavizar.  Nos encadenan la mente y la conducta en forma tal que parecemos  Zombi.  Las cadenas televisivas son el mejor invento para deformar u ocultar la realidad y evitar que esta se manifieste en protesta  a menos que se rompa por estar mal eslabonada, por oxidación o mala fundición.  Yo prefiero la Cadena Capriles parecida a una cadena de oro o de plata  comparada con la que nos ofrecen de forma gratuita, pero  abusiva todos los días por las pantallas grandes y chicas.


viernes, 9 de enero de 2015

La Canción “Escríbeme”



12/1/2915
Candelario no sabe bailar aunque en un Carnaval una negrita lo sacó a bailar en el taller de Carlos Granado habilitado para las carnestolendas con el nombre de Sans Souci.  Recuerda que mal bailó el bolero “Escríbeme” que esta de moda, compuesto por Guillermo  Castillo Bustamante cuando estaba preso en la Cárcel Modelo de Ciudad Bolívar.  El compositor y pianista caraqueño que entonces tendría unos 40 años, estuvo preso  en las islas de Guasina y Sacupana,  Delta del Orinoco,   donde en cajetilla vacía de cigarro escribió le letra de la canción cuya música estaba en la memoria que pudo verter en un piano viejo que Monseñor Bernal Ortiz le hizo introducir en la cárcel de Ciudad Bolívar a donde fue trasladado. Castillo era militante activo de Acción Democrática, luchó contra la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez y es precisamente esta militancia política, lo que lo condujo a la Cárcel de la dictadura y luego al destierro.  Estando en Guasina se le informó que Inés, su mujer, también estaba presa en la cárcel de San Carlos y es por ello que su hija era quien podía tratar de hacerle llegar con mucha dificultada   una que otra carta.  A esta su hija es a quien está dedicada esta canción que fue popularizada, entre otros cantantes de prestigio como Alfredo Sadel, Lucho Gatica, Javier Solís,  Los Cuatro Hermanos, Silva, Rosita Quintana,  Ortiz Tirado, Robrto Yánez y Simón Díaz:  “Son tus cartas mi esperanza /  mis temores, mi alegría / y aunque sean tonterías / / escríbeme…escríbeme”-







jueves, 8 de enero de 2015

El Orinoco desbordado


11/1/2015
Oye, Candelario, tú me dijiste ayer que quien enfrentó la crecida del Orinoco en agosto de 1943, fue el Presidente del Estado Gumersindo Torres, pero en el periódico me informaron que fue su sucesor, doctor José Nicomedes Rivas.  Si, es cierto, yo quise decir que Torres tomó  las previsiones con relación al reforzamiento del muro del dique, pero quien realmente manejó la calamidad fue su sucesor que, por cierto, tuvo un mandato muy fugaz y centrado en hacerle frente a la crecida que comenzó invadiendo el Paseo La Alameda hasta inundar toda la parte baja de la ciudad. Aparte del refuerzo del Dique con un muro de concreto armado dispuesto por su antecesor, el  Presidente del Estado, designó una junta para ejecutar otras obras de defensa y solicitar los recursos económicos  que se requerían para atender a los damnificados. Esta junta estuvo presidida por el obispo de la Diócesis, Monseñor Miguel Antonio Mejia y la integraban los doctores Rogelio Decanio, Luis Adrianza, J.R Méndez, Ernesto Sifontes, Virgilio Casalta, Carlos Boccardo y Antonio Levanti. Despachaba desde la Oficina de José Luis Aristiguieta en el Garage Contreras. El Orinoco comenzó a penetrar en la ciudad el 26 de julio y el ocho de agosto la situación era realmente espantosa. El Presidente Isaías Medina Angarita, quien acababa de regresar de una gira de buena voluntad por los países bolivarianos, se vio obligado a venir a cerciorase personalmente de la magnitud de los daños y a ordenar algunas obras de saneamiento como la demolición de la Ciudad Perdida y la erección en su lugar del actual Grupo Escolar Estado Mérida.   La crecida del Orinoco fue tan espectacular que trascendió a otros países como México que inmediatamente dispuso su solidaridad. En el Cinema Palacio pasaron la película “Doña Bárbara” a beneficio de los damnificados del Orinoco y cantaron Alfonso Ortiz Tirado y Pedro Vargas. A la calamidad del Orinoco se sumó a fines de octubre un pavoroso incendio en El Callao. Los almacenes de la New Gold Fields quedaron totalmente calcinados. Las perdidas fueron estimadas en más de 2 millones de bolívares, pero afortunadamente no hubo víctimas.





miércoles, 7 de enero de 2015

La gran crecida de 1943

7/1/2015
El Viejo Candelario igualmente recuerda al Presidente del Estado Gumersindo Torres por la gran crecida del Orinoco en agosto de 1943.  Fue tan grande que el Presidente Isaías Medina Angarita vino personalmente  a Ciudad Bolívar para ver de cual manera el Gobierno Nacional podía solventar las consecuencias del desbordamiento. El doctor Gumersindo Torres, ante la amenaza del río Orinoco, había previamente dispuesto reforzar la parte Este del Dique con un muro de concreto de 24 metros de largo por 2 de profundidad y 60 centímetros de espesor, más un relleno de piedra y tierra en dicho lugar como medida de previsión. De nada valió, pues el Orinoco de todas maneras reconquistó sus antiguos predios.  Pero la gran crecida del Río no fue precisamente l del 43 suino la de 1892, específicamente el 10 de agosto, cuando alcanzó una altitud de 19,14 metros sobre el nivel del mar y cubrió la Piedra del Medio por primera vez.   Para recordar el suceso fue fijada en el inmueble que hace esquina con el Paseo Orinoco y la calle Dalla Costa, justo donde estuvo el Banco Royal of Canadá, una placa de mármol. Otras crecidas famosas recuerda la tradición oral que se registraron en 1844, 1854, 1864, 1872 y 1890. Según la tendencia el Orinoco exagera su crecimiento cada decenio y cada cincuenta años. En 1943, también el 10 de agosto y a medio siglo de la que tapó la Piedra del Medio, se registró otra crecida espantosa. Entonces, la ciudad parecía una Venecia, se podía navegar en curiaras por las calles. En la Esquina del Sordo, en los propios predios de la Ciudad Perdida hubo hasta hace poco una placa que marcaba el nivel alcanzado por el Orinoco en el 43, prácticamente tocaba el techo de la primera planta del edificio.

         

martes, 6 de enero de 2015

Torres Valencia Primer Director de Deportes

Torre Valencia
6/1/2015
El Viejo Candelario tenía un guante de jugar pelota colgado en una de las paredes de su casa que más que casa parecía un rancho campestre en los predios de la Laguna y a propósito le pregunté quien fue del primer Director de Deportes que tuvo Ciudad Bolívar y me respondió sin pensarlo mucho que fue Enrique Torres Valencia, fundador de la emisora "Ecos del Orinoco" Fue designado por el Presidente del estado, Gumersindo Torres, quien dictó el Decreto el 5 de julio de 1942, por medio del cual se creó la dirección Regional de Deportes del Estado Bolívar.  El primer Director fue, como bien te dije, Enrique Torres Valencia, quien se había distinguido como excelente lanzador del Club de Béisbol “Bolívar”. En marzo de 1945, la Cervecería Caracas cumplió cincuenta años de haber iniciado la industria cervecera en Venezuela y a la celebración se sumaron la venezolana de Maiquetía y la Nueva Cervecería de Ciudad Bolívar que ya estaba llegando a su cesación, resentida por los efectos de la II Guerra Mundial  La Cervecería Caracas sostenía un club de béisbol que llevaba su nombre y el cual vino el 20 de abril de 1943 a enfrentarse a una selección que le tenían preparados los bolivarenses.  El combinado de Bolívar perdió los tres compromisos con el Cervecería. En el torneo destacó la actuación  de Bracho Zuloaga y Casimiro Rommy. Asimismo en el bate, Pérez, Romero y Brinez. En la ocasión, las novenas locales Angostura y Progreso se enfrentaron, incluyendo en sus filas a peloteros del Cervecería.


lunes, 5 de enero de 2015

El Edificio de la Cruz Roja

5/1/2015

La Cruz Roja, sí, siempre, desde su fundación en Venezuela, ha tenido presencia en Ciudad Bolívar, comentó Candelario al periodista amigo que le mostraba un libro escrito por Ricardo De Sola Ricardo sobre esa institución.  La Cruz Roja de Ciudad Bolívar tuvo edificio propio en 1942, adquirido a costo de 32 mil bolívares, siendo Presidente de la institución Jorge Suegart, director del vespertino El Luchador fundado en 1905.  El edificio pertenecía a Jesús Manuel Lainete, pero como no se  tenía los reales completos, el Gobernador Gumersindo Torres dispuso de 15 mil bolívares para completar el valor total del edificio  de dos plantas ubicado entre las calles Boyacá y Venezuela. Después de la muerte de Jorge Suegart el edificio fue alquilado a una familia libanesa  parienta del poeta Abraham Saloum, con la cual la directiva de la Cruz Roja presidida por el ingeniero Lino Bossio hizo un arreglo para poder venderlo y construir unas instalaciones  en las afueras de la ciudad más apropiadas para la asistencia médica y social.  El inmueble fue adquirido por  una familia de origen germano con el fin de restaurarlo y adecuarlo a la Posada Turística que es hoy.

domingo, 4 de enero de 2015

La Radiotelefonía

4/1/2015
Dime, Candelario ¿Usted sabe de un Gobernador que pasó por aquí como rayo, es decir, que no se aguantó mucho tiempo en el Poder?  Caray, debe ser el médico Gumersindo Torres que gobernó un poco más de cuatro meses, precisamente, arrancando el año 1943.  Lo recuerdo bien porque fue quien inauguró el servicio de Radiotelefonía que puso expeditamente en comunicación a Guayana con el resto del país.  Ya el telégrafo parecía obsoleto. Los bolivarenses en un principio debían enviar su mensaje a la Estación de Soledad cada vez que necesitaban  comunicarse  con Caracas.  La comunicación telegráfica directa con Caracas y sin el contacto con la Estación de Soledad quedó resuelta  con un cable subfluvial que debido a las crecidas periódicas del Orinoco y a las diversas corrientes encontradas hubo que sustituir en  1920 por Tres Torres: una en Soledad, otra en la Piedra del Medio y la tercera en el Puerto de Blohm. Dichas torres de 30, 20 metros de alto fueron instaladas por los ingenieros H. Gibson, Federico Crispín y el alarife Alejandro Sutherland. Para ese año y desde 1907, la central telegráfica operaba desde la calle Igualdad.
En 1921 se instaló en Maracay la telegrafía inalámbrica y muy pronto se extendió a otras ciudades de Venezuela, incluyendo a Ciudad Bolívar que incluso la prolongó en febrero de 1940 a Puerto España. Los servicios fueron mejorando y perfeccionándose hasta complementarse en 1943 con el servicio Radiotelefónico, bendecido en acto especial por el Vicario de la Catedral, Dámaso Cardozo.
         La radiotelegrafía y el discado a larga distancia terminaron con la utilidad de las tres Torres que al fin desaparecieron dejando una especie de nostalgia, especialmente la del Puerto de Blohm, donde cotidianamente se situaba el chichero Bernardo Ramírez, cuya especialidad era el batido de guarapo de caña, nuez moscada y otros ingredientes cuya fórmula se la llevó a la tumba, padre además de las niñas más bonitas de El Pueblito que atravesaban a nado el Orinoco mientras en la Torre del Telégrafo se montaba Eduardo Viamonte (Melgar) para descargar su torrente de voz cantando Granada del otrora famoso Agustín Lara.


sábado, 3 de enero de 2015

El Ave Fénix

Enero 3 2015

Al Viejo Candelario lo encontré esta mañana más animado, tanto que compartió conmigo un vaso de Whisky Old Parr.  Le pregunté por qué prefería ese licor y me dijo que no  por el whisky en sí sino por el nombre que evidentemente correspondía a Tomás Parr  u  Old Tom Parr, un soldado y farmacéutico inglés que vivió 152 años.  Todos sus paisanos creían que era inmortal, físicamente, por supuesto, porque espiritualmente y gracias al aroma del scoch parece que lo es.  Para mí que la inmortalidad física es una quimera.  Los alquimistas con su  piedra filosofal y Ponce de León nunca pudieron dar con esa enigmática  fuente o elixir de la eterna juventud, ni siquiera Fausto y Dorian Gray que a cambio le vendieron el alma al Diablo. Lo del Ave Fénix, por ejemplo, no fue sino un ensayo mitológico para demostrar que la inmortalidad sólo es posible en una especie única como esa antigua ave con plumaje dorado- púrpura que cantaba al amanecer.  Además, de forma aburridísima porque hay que ver lo que es vivir 500 años para luego emprender largo vuelo, de Siria a Egipto, para ofrecerse asimismo en holocausto y renacer de las propias cenizas.  

viernes, 2 de enero de 2015

Fatalismo, cristianismo y determinismo


Enero 2 /2015.

Me levanté temprano y mi primera visita de Año Nuevo fue a mi vecino el “Viejo Candelario”, nombre por el cual lo reconocemos todos en la cuadra.  Esa mañana lo encontré meciéndose en su chinchorro de moriche, afligido, lamentando y meditando profundamente sobre la muerte trágica del hijo de una de las numerosas familias vecinas del sector.  La Madre reclamaba a Dios la muerte temprano de su hijo como si Dios lo hubiese querido así.   He ahí el problema.  Creo yo que  Dios  le traza al hombre principios de vida que debe acatar y cumplir conforme a  la religión cristiana.  El hombre no depende de Dios puesto que él desde que tiene uso de razón es libre y responsable de sus actos. Si él en accidente vehicular  pierde la vida o sufre otro perjuicio por conducir mal o utilizar una máquina defectuosa el responsable no puede ser Dios sino él por negligente o poco precavido.  Claro, un árabe mahometano diría atenido a su doctrina fatalista que tenía que suceder porque así está escrito en el libro celestial mientras el hombre de ciencias, más cercano a la doctrina cristiana, justificaría el accidente con el llamado determinismo por causa y efecto.  No hay causa sin efecto ni efecto sin causa.  Hay, amigo periodista, que buscar el origen de las cosas para medir sus consecuencias.