viernes, 16 de octubre de 2015

Descenso a las grandes Simas del Alto Caura

El 7 de febrero (1974), una expedición de 30 científicos venezolanos y extranjeros, dirigida por Charles Brewer Carias, descubrió y exploró durante 35 días, tres gigantes simas en las cabeceras del Río Caura, a 30 kilómetros del brasil, ligeramente por debajo del Paralelo 5.   De estas Mesetas con sus gigantescos hoyos, denominadas Sarisariñama, Jaua y Guanacoco, dio cuenta por primera vez (1954), el piloto norteamericano Charles Bougham, fundador  del Campamento de Turismo Canaíma y quien murió posteriormente cuando su avión se estrelló al Este de Caracas, cerca de la Cueva Alfredo Jahn, descubierta en 1952 por el espeólogo Eugenio de Bellard Pietri.     El gran abismo de la Meseta se Sarisariñama, bautizado con el nombre de Humboldt, mide 400 metros de diámetros por 370 de profundidad. Para darse una idea de la dimensión, bastaría con pensar que la Torre Eifel podría quedar parada en el fondo de ella y no sobresaldría sino la antena de televisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario