jueves, 23 de julio de 2015

Escultura de San Salvador



Estos hallazgos de piedra preciosas que no escapaban al sensacionalismo periodístico hacían más atractivos estos lugares, no sólo para el minero profesional y comerciante sino para quienes querían probar suerte en este campo tan azaroso y aventurado. Hasta artistas y escultores como Julio Manuel Barreiro Rivas llegamos a ver con una suruca.     Este escultor, en sus momentos de ocio, llegó a modelar con barro negro en morichales, un monumento a San Salvador de Paúl en lo alto de la colina más próxima al valle. La escultura con los brazos abiertos medía 11 metros y pesaba 11.500 kilogramos. Barreiro Rivas fue el escultor de los bustos de José Antonio Páez y Constantino Geraldino en las plazas de su nombre en Ciudad Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario