lunes, 20 de julio de 2015

Explotación de oro y diamante


El aumento progresivo de la producción aurífera del sindicato de patronos de El Callao y el descubrimiento de placeres diamantíferos  aluvionales en San Salvador de Paúl  y Guaniamo contribuyeron a apaciguar el malestar económico. Los campesinos abandonaban sus tierras atraídos por los placeres diamantíferos que durante el segundo trimestre de 1969 arrojaron 14.904.54 quilates de piedras preciosas. La fiebre por el diamante fue tal que los mineros colgaban sus hamacas en el propio Aeropuerto de Ciudad Bolívar aguardando cupo en las avionetas aerotaxis.  Entonces fueron despachados 194 vuelos de avioneta llevando gente a San Salvador de Paúl y siete mineros murieron mordidos por serpientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada