martes, 17 de febrero de 2015

La muerte de Monseñor Mejía

17/02/2015

Recuerda el Viejo Candelario un tanto acongojado la muerte de Monseñor Mejía cuyo despojos se hallan inhumados en la Catedral Metropolitana de Ciudad Bolívar.  El Gobernador  Fernando Álvarez Manosalva, fue testigo del doloroso acontecimiento,  El  Obispo de la Diócesis de Guayana, Miguel Antonio Mejía falleció el 9 de octubre del 47 y por el cual la Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt dictó un decreto declarando motivo de duelo oficial. Se le tributó honores militares y su cadáver embalsamado fue inhumado en la Catedral de la ciudad. Su lugar fue ocupado por el canciller de la Curia Arzobispal de Caracas, Monseñor Críspulo Benítez Fontúrbel (nativo de la isla de Margarita) en calidad de administrador Apostólico, mientras se tramitaba su designación como Obispo. Entonces los bolivarenses podían viajar en barco directamente a Nueva York, pero no podían hacer lo mismo en avión hasta Maiquetía-Caracas porque generalmente había que hacer escalas en San Tomé, Anaco, Maturín y Barcelona en los aviones de la  Línea Aérea Taca de Venezuela, cuyo agente en Ciudad Bolívar era J.G. Ortiz Rodil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada