viernes, 28 de noviembre de 2014

Caldera tuvo mejor suerte

Visita del día 26/ll/2014.
Al siguiente día, Candelario retomó la conversación anterior, interrumpida por la madre de la niña Khadija que acostumbraba jugar frente  a su rancho. Ella, la madre, nativa de Arabia, aparentemente mahometana, era viuda y se quedó en Ciudad Bolívar luego que su marido murió en el Manteco picado por una araña mona.  Bueno, volviendo a lo de ayer, Candelario dijo que Caldera, quien también parecía afectado por el complejo de Sísifo tuvo de repente un golpe de suerte y remontó a la cima con su pesada carga de derrotas. Lo malo fue su repetición como gobernante.  Se negó darle paso a sus delfines, para terminar poniendo la torta. Y a propósito de la niña Khadija, debo decirte que esta niña lleva el mismo nombre de la que fue esposa de Mahoma, una acaudalada viuda que le fue my bien en los negocios de las caravanas que también en vida practicó su marido.  Mahoma era un pobre diablo cuando esta mujer que le doblaba la edad le propuso matrimonio, lo cual le permitió a él fundar su religión inspirada en las prédicas de los monjes cristianos, en los preceptos de Abraham y consejo del Arcángel Gabriel. Dígame, Candelario, podríamos decir, que Mahoma es para los musulmanes, lo que Jesucristo para los católicos.  Bueno, más o menos, porque hay que saber que Mahoma surge 600 años después que Jesucristo, además los estilos de vida y luchas fueron diferentes, pues Mahoma, contrario de Jesús se caso y tuvo seis hijos, cuatro hembras y dos varones, la única sobreviviente fue su hija Fátima.  Por cierto que aquí mismo en La Esperanza hay una capilla donde se halla entronizada la virgen de Fátima, aunque creo no sea la misma hija de Mahoma.  Los cierto es que Mahoma se caracterizó por luchar contra lo idólatras, a quienes hizo la guerra.  A sangre y fuego podríamos decir que impuso su religión cuyo santuario es La Meca, lugar donde él nació, algo así como el Vaticano para los católicos.  Allí fue enterrado el profeta con todos los honores después de su fallecimiento, mientras Jesús fue martirizado en el patíbulo de la cruz sembrada en la Vía Apia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada