sábado, 22 de noviembre de 2014

La Laguna del Porvenir

Visita del día 21/11/2014
Candelario vivía intrigado por la Laguna que moraba frente a su rancho.  Ignoraba por qué la llamaban  “Laguna del porvenir” si estaba condenada a desaparecer por el desarrollo urbano indetenible de la ciudad.  De las tres lagunas, Los Francos, Del Medio y El Porvenir,  era esa la insoportable, no sólo por las nubes de mosquito que de allí alzaban su vuelo durante el Estío y que ocasionaban altas fiebres como las que atacaron  a los científicos  Humboldt y Bonpland y al indio guaiquerí Carlo Delpino quien los acompañaba.  Candelario cree que los restos del indio quien no pudo superar la fiebre, están enterrados bajo su rancho.  Lo presiente, pues hay noches en que se escuchan pasos, suenan las ollas en la cocina, los perros lloran y los gatos maúllan lloriqueando.  Pero usted no cree que lo de “Laguna del Porvenir” tenía que ver con su conversión en un Jardín Botánico.  Es posible que la intuición o el  sexto sentido haya llegado hasta allí. Yo me alegré mucho cuando sanearon y redujeron la Laguna a un espejo de agua para levantar el Jardín Botánico.  Siempre fue un sueño de mi amigo el doctor Leandro Aristeguieta.  Pero murió hace poco ¿sabe?  Sí, eso, me informaron, supongo que murió de pena por la forma en que han degradado su Jardín. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario