martes, 13 de enero de 2015

El Médico que lo fue todo y murió pobre

13/01/2015

Encontramos esta mañana al Viejo Candelario quejándose de un dolor en la espalda y añorando a quien fue durante mucho tiempo su médico favorito y hasta nos enseño una fotografía del doctor José Manuel Agosto Méndez en la que aparece de perfil.  Dijo que le dejó de ver desde el 9 de febrero de 1944 cuando falleció a la edad de 72 años  Recién había celebrado sus Bodas de Oro profesionales.  Entonces, con tal motivo, la Asamblea Legislativa  aprobó la idea de regalarle una casa al médico, escritor, poeta y autor del Himno del Estado,  a través de suscripción popular. Se constituyó una Junta Pro-Hogar presidida por Monseñor Dámaso Cardozo y el Ejecutivo colaboró con 5 mil bolívares. Pero este extraordinario hombre humanitario falleció antes de que tal idea se hiciera realidad. Falleció en la mañana del miércoles  pobre, muy pobre y sin casa. En el sepelio frente el Liceo Peñalver, hablaron el Dr. José Gabriel Machado, y en la Plaza Miranda, José Luis Aristuguieta, hermano político del finado. Hablaron también, doctor Luis Maradey, a nombre de los médicos: Adán Blanco Ledesma, por el personal docente y estudiantes peñalverianos, J.J. Rojas Peraza  y Víctor Monedero, por la comunidad y Artesanos. En la ocasión, el Embajador de Perú en Venezuela, Elías Pérez Sosa, dijo refiriéndose a quien hizo de su profesión de médico un verdadero apostolado: “lo importante no es deplorar su pérdida sino recoger su ejemplo y perennizarlo”.   Esa casa, frente al Palacio Legislativo, después de años abandonada, la compró la Asociación de Escritores bajo la promesa del Gobierno Regional de restaurarla dentro del programa de revitalización del Casco Histórico.  Esa promesa lleva ya más de quince años sin cumplirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario