domingo, 11 de enero de 2015

Mario Briceño Iragorri

11/01/2015

El Viejo Candelario dice que conoció de cerca al trujillano Mario Briceño Iragorri cuando Medina lo nombró Presidente del Estado Bolívar. Un intelectual simpático que no tuvo ni un solo preso político como tampoco los tuvo Medina a pesar de que venía de la escuela gomecista.  Recuerda que llegó el mes de noviembre del 43, todavía la ciudad sufriendo las secuelas del desbordamiento del Rio Orinoco.  Vino con su esposa Josefina Picón Gabaldón y sus hijos. El primer acto importante de su Gobierno fue crear por decreto la Sociedad Económica de Amigos de Guayana, con el fin de promover y estimular el estudio de las cuestiones referentes a la agricultura, cría, minería, arte, industria y comercio. Para su funcionamiento, dictó un reglamento y se instaló bajo la dirección de un Consejo Directivo presidido por Natalio Valery Angostini. Al acto de instalación asistió como invitada especial, Lucila Palacios, quien vino acompañada de su esposo Carlos Arocha Rodríguez.           La Escuela Zea ofreció en la ocasión una velada literaria como marco de la inauguración  de la Biblioteca Lucila Palacios, con seccionales en los Municipios.           La autora de “Tres Palabras y una Mujer” fue objeto de emotivos homenajes y el Ateneo Guayanés, presidido por Francia Natera, organizó una tenida para recibirla como miembro al igual que a María Blanca Iragorri, Josefina Picón, Gilberto Antolinez y su esposa la poeta Palmenes Yarza. También recibió homenajes de la Estudiantina del Liceo Peñalver, la Sociedad de Artesanos y de letrados como Silva Jiménez, Agosto Méndez, Andrés Brito y Matías Carrasco, quienes le escribieron poemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario