sábado, 24 de enero de 2015

La cruenta muerte de Torres Valencia

24/01/2015
El Viejo Candelario, a quien la vecina del frente suele llamar “Cayetano” me dijo que al final de la Segunda Guerra Mundial de produjo una escasez de cerveza en la ciudad.  Se puso difícil la Pilsen Bolívar, se agotaba rápido, pero lo que realmente si se agotó definitivamente fue la paciencia del “cabezón” Pedro Fernández, quien premeditadamente esperó a Enrique Torres Valencia, en el cruce de las calles El Pilar y Concordia, y le asestó un arma blanca que le interesó partes vitales de su cuerpo.  Ocurrió, domingo 11 de marzo. Torres Valencia, director fundador de Ecos del Orinoco, era administrador del Hipódromo Angostura y reiteradamente se había negado a cancelarle a su agresor una papeleta de apuesta hípica, supuestamente dudosa.  “Ecos del Orinoco” se mantenía en el aire desde 1936, lo que no había podido lograr “Radio Bolívar” aparecida al año siguiente. En su lugar estaba La Voz de Guayana, donde cantaba Virgilio Decán, el tenor de la voz de cristal, luego estupendo narrador hípico. En esos días  Monseñor Dámaso Cardozo había puesto la Emisora en manos de Rafael Quiroz Cabrera. Pedro Elías Berhens y José Francisco Miranda, fundadores de Radio Bolívar que terminaron liquidando la sociedad.  El profesor Fitzí fue designado después Presidente del Consejo Municipal y se ocupaba de solucionar el problema de exceso de agua marcado por los medidores del INOS. La misma historia del agua que se repite ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada