sábado, 6 de diciembre de 2014

Caperucita roja


Visita del 5 /12 /2014

Hoy por simple eventualidad alteré la costumbre de visitar por la mañana al entrañable Candelario, de suerte que pude hacerlo en horas de la tarde cuando el amigo se hallaba felizmente entretenido leyéndole el cuento infantil “Caperucita Roja” a la niña vecina Khadija.  Es una narración del cuentista francés Carlos Parrault que viene rodando por occidente desde el siglo dieciocho, al igual que el Gato con botas, la Cenicienta y la Bella durmiente del bosque.  Tan absorta por el color, perfume y belleza de las flores caminaba Caperucita que no pudo percibir la voraz ferocidad del Lobo que avanzaba delante de ella. Ni una rendija para percibir la astucia del Lobo  abrió a Caperucita la sublime belleza de las flores.  Gracias a un leñador que sorprendió al Lobo durmiendo la siesta de   carnívora hartazón y le rasgó la barriga, la niña luciendo su caperuza roja pudo resucitar al igual que su abuelita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario