martes, 23 de diciembre de 2014

El Nuevo año y El Capitolio

Visita del 23/12/2014

Cayetano, dime una cosa, ya que estamos en diciembre, por qué no cuentas cómo los bolivarenses se comportaban con la llegada del Nuevo Año.  Bueno te diré que la entrada del año, la de  1940, por ejemplo, fue como tradicionalmente venía ocurriendo.  Largos toques de campañas, salvas de artillería en la Fortaleza El Zamuro, sirenas sonando desde los buques de rada y La Electricidad  y después las Radios de la ciudad en sintonía con el Mensaje del Presidente de la República. A las seis de la mañana, las autoridades enarbolaron el Pabellón Nacional en los edificios públicos y a la diez se instalaron la Asamblea legislativa bajo la presidencia del doctor J. M. Gómez Rengel y el Concejal Municipal, presidido por José Rosalino Flores.  Seis días después, el doctor Ovidio Pérez Agreda presentó cuenta de su gestión ante la Legislatura.  En la ocasión, destacó la venta del Capitolio que ya había sido declarado Cuartel Tomás de Heres por el Presidente de la República, según decreto de julio del año anterior.  El Gobierno Nacional pagó al Estado 200 mil bolívares por le venta del inmueble y la cual fue impugnada por guayaneses residentes en Caracas al considerar que el mismo tenía un valor superior.  El edificio destinado en principio para un Hospital dedicado a San Juan de la Cruz, comenzó a ser construido en el último Gobierno de Juan Bautista Dalla Costa conforme a un proyecto del ingeniero polaco Alberto Lutowski, quien dejó inconclusa la obra a causa de su muerte por fiebre amarilla el 16 de enero de 1871. Los 200 mil bolívares que recibió el Gobierno Regional por la venta del Capitolio, los destinó para la construcción de un Mercado y un Matadero modelos para Ciudad Bolívar.  Esto está contenido en un decreto de Pérez Agreda del 3 de mayo de 1939, en el cual se incluye igualmente la construcción de un Hospital para Upata y la desecación de tres Lagunas que rodean al pueblo de San Félix.

No hay comentarios:

Publicar un comentario