lunes, 15 de diciembre de 2014

Mary Calcaño y los Cartelones de Soto


Carmelo Castillo junto con Jesús Soto pintaba los cartelones del Cine América cuando lo administraba  Joaquín Echeverría.  Eran tiempos de la incomparable Elizabeth Taylor haciendo en la película el papel de Cleopatra, la reina egipcia que subyugó con sus encantos a julio César y Marco Antonio.  Las películas venían desde Caracas en aviones franceses que despegaban desde Maracay.  Los vuelos llegaban hasta Ciudad Bolívar, donde incluso el 22 de febrero de 1940, los citadinos pudieron ver por primera vez una mujer pilotando un avión.  Tal, la guayanesa Mary Calcaño, quien aterrizó pilotando su propia avioneta CUB, acompañada del capitán Antón Reyes.  Mary, hija de José Antonio Calcaño, fue la primera mujer venezolana en obtener un diploma de piloto. Siguiendo la onda, la Compañía Real Holandesa de Aviación KLM  estableció la ruta aérea en un avión PJ-AIM Ciudad Bolívar − Trinidad. La ciudad capital contaba una población de 25 mil habitantes, sin incluir a los que murieron de Alastrim ese año ni a los delincuentes que la primera autoridad del Distrito Heres, Antonio Olivieri, se vio obligado a confinar en la Isla del Burro.  Por supuesto, no eran tantos, pero si suficientes para mantener en ascuas a la población. (AF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario