domingo, 14 de diciembre de 2014

El Gran Circo Americano

Visita del 16/12/2014
Al siguiente día retomamos la conversación de los barcos  que arribaban al puerto fluvial de Ciudad Bolívar, no solamente procedentes de los pueblos del arco sur del Orinoco sino de otros puertos de Venezuela y el exterior.  En uno de esos barcos de la Línea Orinoco, recordó Candelario que  llegó a la ciudad,  procedente de Norteamérica, un Circo que instaló su enorme carpa en los terrenos aún vacíos de la Plaza Centurión.   En ese Circo quedó inválido José Leandro Rodríguez, padre del famoso actor venezolano Gustavo Rodríguez El era sombrerero de oficio, pero su vocación realmente era la de actor y no perdía la oportunidad de las Compañías teatrales y Circos que pasaban por la ciudad para aceptar papeles eventuales. De manera que en ese Circo aceptó suplantar por emergencia a un equilibrista de la cuerda floja con tan mala suerte que cayó y quedó inválido para siempre. En ese Circo y en otros que vinieron por temporadas llegué a ver un elefante enorme llamado “Jumbo” haciendo acrobacias, payasos chistosos,  la mujer más gorda del mundo, el hombre más alto y el más pequeño, la mujer con barba, un mono con cola de pescado y hasta una sirena que la presentaban como la Carona del Orinoco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario